... porque todas las historias merecen ser narradas...